El Amarillo en cuadros modernos: alegría y vitalidad

Salón moderno con cuadro abstracto tonos amarillos

Llega un momento de tu vida  donde sientes que a  ciertos espacios de tu casa, oficina o salón le hacen falta un poco de color, algo distinto: alegría y vitalidad.  Estas considerando el color amarillo para lograr ese cambio emocionante, sin embargo tu intuición te dice que incluirlo en tu decoración no es una tarea tan sencilla. Para algunos el amarillo puede resultar un color molesto, demasiado vivo, pero no te preocupes, aquí te daremos algunos consejos para que logres incluirlo en tu decoración y lograr el resultado ideal.

Debes tener en cuenta el amarillo es un color muy llamativo, así que si decides usarlo, se convertirá en el centro de atención del ambiente donde esté, debido a su gran personalidad. De hecho, desde hace algún tiempo, el amarillo se ha convertido en uno de los colores predominantes en el arte moderno. 

 Su uso en los cuadros decorativos han tenido un impacto significativo, hoy en día vemos con más frecuencia pinturas modernas donde las diferentes tonalidades de amarillo se usan para llenar de vida todo tipo de espacios, atrayendo así la energía del verano, ya que el amarillo es un color cálido, al igual que el rojo, y se relaciona con esta época del año.

comedor moderno muebles madera y arte abstracto en la pared

La cantidad de emociones que puede transmitir este color es muy variada. Por ejemplo, tenemos numerosos cuadros originales en donde las tonalidades de amarillo pueden expresar optimismo, esperanza y energía, y por otro lado, algunas tonalidades pueden transmitir tristeza o decadencia.

Incluso su significado puede variar dependiendo del contexto histórico, el país o la cultura. Por ejemplo, en la Edad Media era un color que la personas evitaban porque con él se diferenciaba a los desterrados y marginados de la sociedad, mientras que en Asia es considerado el color de la felicidad y la gloria. Muchos cuadros modernos y antiguos resaltan la belleza de la naturaleza, la  mujer o la riqueza aprovechando la luminosidad del dorado y el amarillo.

Sin duda es un color que aporta energía y vialidad, de la misma forma que lo hace el sol, siempre que se utilice de forma moderada. Unas cuantas pinceladas de color amarillo pueden alegrar un espacio, así como lo hacen los rayos solares, pero demasiado sol puede causar insolación; lo mismo ocurre con tu decoración, demasiado amarillo puede terminar “quemando” tu espacio. Las tonalidades muy cálidas pueden provocar estados de nerviosismo, alerta e intranquilidad, así que veamos en qué espacios es conveniente utilizarlo y en donde debemos evitarlo a todo costa.

Lugares ideales para usar el amarillo
sillón nórdico y cuadro moderno

 

El amarillo es perfecto para entradas, recibidores y sobretodo en la cocina o elementos del comedor, porque este color primario despierta el apetito. Puedes usarlo en cuadros bonitos de frutas como plátanos, naranjas o piñas. Tus invitados sentirán calidez y alegría al estar en tu hogar.

También es una excelente opción utilizarlo en las habitaciones de estudio de los niños, ya que despierta la creatividad, la inteligencia y la agilidad mental, pero si se trata de la habitación de un bebé es mejor usar  tonos pálidos como crema, vainilla o marfil. 

Puedes llenar de luz un espacio oscuro y apagado con una obra original en amarillo limón, resaltando la belleza de un ambiente rústico. Si además tienes un mueble de madera oscura el amarillo se verá mejor en el. 

Evita los tonos como el amarillo canario en áreas donde tu objetivo es relajarte porque como lo comentamos antes, este color es todo lo contrario a la relajación y tranquilidad, al menos que uses los tonos más oscuros. 

Combinación con otros colores

Sofá salón moderno y cuadro moderno asbtracto

En cuanto a combinación con otros colores, la más acertada es gris claro y blanco, estos aportan elegancia y equilibrio, lo cual es importante al utilizar amarillo. El dorado es otra forma de amarillo pero con la misma esencia, por eso ambos lucen muy bien. Con el azul también puedes complementarlo a la perfección y otro color que le va muy bien es el marrón claro o el terracota.

Juega con las texturas en color amarillo, ya sea en paredes con técnicas de pintura como el estuco o el degradado, escoge alguna pintura moderna o cuadros decorativos donde el color amarillo resalta el relieve.

Lo importante es que no abuses de él como lo hacen muchas personas a la hora de decorar. Si está entre tus colores favoritos, no tengas miedo de elegirlo siempre que sigas estas reglas básicas de su uso en la decoración. 

Te invitamos a ver las obras disponibles en nuestra Galería, quizás encuentres la ideal para decorar ese espacio que llevas diseñando en tu mente dese hace mucho tiempo.

1 comentario

  • me encanta el amarillo, nunca habia pensado en tantas repercusiones, gracias!

    maria varom

Dejar un comentario

Nombre .
.
Mensaje .

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados